Zapata & Zapata: La tranquilidad de contar con liquidez

Casos de éxito Aug 19, 2020

La liquidez es considerada uno de los elementos más importantes para que una empresa pueda mantener sus operaciones de manera estable. Sin embargo, suelen preocuparse de esta solo en momentos críticos, como por ejemplo, cuando un pagador se atrasa con sus facturas o cuando se necesita dinero en el momento para comenzar un proyecto nuevo, lo que nos hace dejar en segundo plano los beneficios que nos puede brindar el contar con liquidez en todo momento y no solo cuando más la necesitemos.

Precisamente por necesidad fue que Zapata & Zapata, pyme que ofrece servicios de asesoramiento empresarial, conoció las bondades de tener solvencia en todo momento. "Al principio, cuando decidí buscar financiamiento de forma externa, fue siempre pensando en que sería una vez, pero después me di cuenta de que los beneficios eran enormes; una tranquilidad económica para poder trabajar durante todo el mes y hacer de todo". Nos cuenta Carlos Zapata, representante de Zapata & Zapata, quien tras 12 años de experiencia, nunca había sentido la necesidad de buscar alternativas de financiamiento.

La inestabilidad de la pandemia

"Yo nunca quise buscar dinero por fuera ni nada de eso, porque sentía que el esperar 30 días lo que yo me había ganado, era lo que me correspondía y me aguantaba bien."

No fue sino hasta la llegada del COVID-19 que Carlos tuvo que buscar alguna alternativa para conseguir liquidez. "Los clientes empezaron a atrasarse con los pagos y esto nos complicó un poco los sueldos. Nosotros contamos con casi 80 personas trabajando, y sabemos que ellos, al igual que nosotros, tienen sus compromisos, y nuestra responsabilidad es pagarles su remuneración en la fecha que corresponde. Yo nunca, en los 12 años que llevo trabajando, había tenido problemas para cumplir con esto, así que cuando empezó la duda de que si nos iban a pagar en 10 o 15 días después de lo establecido, nos comenzamos a sentir apremiados."

¿Habían pasado antes por algún desafío como esto?

"Lo habitual era tener que ejecutar trabajos, contratar gente y mantenerla, era algo que siempre funcionaba igual, pero ahora nos enfrentamos a cosas distintas, por ejemplo, nos preocupamos del bienestar de nuestra gente, de trasladarlos particularmente para que no tengan que exponerse utilizando locomoción colectiva, ajustar los horarios, que se hagan exámenes, etc.

Todo en este tiempo ha sido super complicado para nosotros como empresa contratista, porque nos exigen y tenemos que cumplir, si no, perdemos continuidad dentro de las compañías a las que les trabajamos, entonces igual significan costos, significa preocupación, significa estrés".

¿Y cómo han podido enfrentar esta crisis?

"Hemos podido mantenernos super bien durante todo este tiempo, gracias a Dios. Nosotros siempre nos hemos movido en el rubro pesquero, y por suerte las ventas han aumentado en un 30% con respecto al año pasado, así que igual nos hemos mantenido bien a pesar de todo.

Para poder hacerle frente al tema de los atrasos fue que decidimos buscar ayuda financiera. Fue precisamente una de estas empresas a las que le trabajamos que nos dijeron que Xepelin podría cooperarnos con el tema de financiar facturas, así que probamos y bueno, todo fue super rápido. Contar con liquidez al momento de facturar prácticamente, es un alivio.

A pesar de que nosotros no estamos pasando por malos ratos, el hecho de estar con la incertidumbre de cuándo nos van a pagar es algo complejo, así que recibir el dinero en un par de días después de facturar es un alivio muy grande. Yo no lo hacía antes porque estaba acostumbrado a esperar 30 días, pero después de ver los beneficios y que en verdad no es mucho lo que se paga, he comenzado a financiar cada factura que me sale".

¿Cómo se ve el panorama para Zapata & Zapata en lo que queda del año?

"Se ve bueno. Ahora viene un período de baja que es común, todos los años hay una baja en la producción pesquera por un par de meses, pero siempre salen mantenciones u obras civiles en las que, de hecho, ya estamos considerados, así que deberíamos mantener la misma cantidad de trabajo de aquí a diciembre, que es cuando comienza de nuevo la cosecha de salmones.

Para sobrellevar una mala racha hay que tener fe, ser constante y sobre todo tener paciencia. Las malas rachas no son para siempre, si uno actúa bien y de buena forma se van rápido, por eso es recomendable que si alguien se ve afectado en estos momentos por el COVID-19, busque ayuda para aguantar estos tiempos difíciles.

Uno no puede decir que no tiene dinero, es por eso que se necesita liquidez para poder trabajar y tener a las personas con trabajo".

Tags

Great! You've successfully subscribed.
Great! Next, complete checkout for full access.
Welcome back! You've successfully signed in.
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.