Teletrabajo: Una nueva rutina.

Crecimiento Pyme Aug 12, 2020

La pandemia afectó de muchas formas nuestro estilo de vida y uno de estos efectos más notables ha sido el trabajo desde casa.

Las reuniones por video llamada, el uso de servicios de mensajería y la implementación de una oficina en casa, se han vuelto situaciones cada vez más comunes, es que la opción de poder conectarse a través de internet para cumplir con labores que hasta hace un par de años se hacían desde una oficina ha permitido que muchas empresas hayan podido adherirse a esta forma de trabajo.

Si bien, el proceso de implementar esta modalidad de trabajo, conocida también como "home office", se comenzó a gestar en medio del estallido social, fue a raíz de el brote de COVID-19 que tuvo su gran apogeo, ya que la mayor parte de las empresas, principalmente las que ofrecen servicios, se adhirieron a esta nueva forma de trabajo, promoviendo así la creación de "la ley de teletrabajo" la cual, promulgada en Abril de este año, llegó para consagrar esta medida como una nueva realidad.

Una nueva realidad nacional.

Según una encuesta realizada por la Asociación Chilena de seguridad (ACHS), un 95% de las empresas nacionales ya ha adoptado este sistema para algunos de sus trabajadores, mientras que un 48% lo hicieron para el total de su empresa.

Esta situación ha permitido que muchas empresas estén descubriendo que es posible trabajar de manera igual o incluso más productiva sin la necesidad de recurrir a sus oficinas.

“La tecnología, especialmente el teletrabajo, nos permite facilitar las condiciones para que muchas personas puedan desarrollar sus labores habituales desde sus casas. Si esta modalidad se mantiene a futuro, se traducirá en un menor número de viajes, sobre todo en horas punta y ayudaría a reducir aglomeraciones. Además, podría facilitar jornadas parciales de trabajo presencial y remoto, horarios diferidos para trabajo o estudios. Así evitamos que una gran cantidad de personas se concentren en los mismos horarios para utilizar transporte público o se movilicen en sus autos generando congestión”. Comenta el subsecretario de transportes, José Luis Domínguez, quien además de observar los beneficios en tiempos de pandemia, proyecta un buen panorama a futuro.

Por otro lado, uno de los beneficios de esta nueva forma de trabajo es el hecho de que no sería necesario residir cerca de tu lugar de trabajo, lo que podría significar incluso un comienzo para la tan buscada "descentralización", o así lo ve el decano de arquitectura de la Universidad del Desarrollo, Pablo Allard, quien afirma que “Aquellos que puedan pagar para vivir en la periferia lo van a empezar a hacer. Es bueno porque se van a potenciar las llamadas ciudades intermedias, donde la gente posee una segunda vivienda y que ahora optarán a pasar allá más tiempo sabiendo que su trabajo lo pueden hacer a distancia. Esto inyectará de vida y dinamismo a muchas zonas que hasta hoy solo funcionaban los fines de semana o en periodos de vacaciones.”

El teletrabajo ha llegado como una buena alternativa para poder sobrellevar la crisis de COVID-19, pero tal parece que debido a sus múltiples beneficios, también ha traído la posibilidad de cambiar la forma de trabajar tal como la conocíamos hasta ahora.

Tags

Great! You've successfully subscribed.
Great! Next, complete checkout for full access.
Welcome back! You've successfully signed in.
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.