Sacer: Emprender en tiempos de crisis.

Casos de éxito Aug 05, 2020

Con tan solo 7 meses de funcionamiento a toda máquina, la empresa de soluciones de acero SACER ha sabido cómo lidiar con las dificultades que conlleva el emprender con un negocio de manera autónoma, aún más considerando el contexto de incertidumbre por el que hemos atravesado este último tiempo como país.

Apuntando a ser los líderes en el área de seguridad, la innovación, el trabajo duro y la transparencia son los pilares que han ayudado a Andrés Rosales y Matías Salazar a construir este gran proyecto.

La decisión de emprender.

"Partimos el año 2018, con un enfoque en toda la parte de instalación, montaje y cálculo de estructuras, y luego se fueron dando otros escenarios que nos permitieron ampliar el negocio", relata Andrés sobre el inicio de este proyecto.

Si bien, el emprendimiento nació durante el año 2018, no fue hasta Agosto del 2019 que SACER comenzaría a trabajar para ser lo que es hoy. "Así que un día decidimos comenzar a trabajar por nuestros sueños y tomamos la iniciativa de dejarlo todo por esto."

¿Cuál fue el camino para llegar a dónde están hoy en día?

"Partimos fabricando productos metálicos (principalmente puertas de seguridad) para varias empresas, siendo BASH y SEGFIS* las principales. Hoy en día somos responsables de casi el 40% de la producción mensual de BASH y del 100% de la producción nacional de SEGFIS. Ellos nos dieron el puntapié inicial, gracias al que se corrió la voz y pudimos comenzar a realizar otros proyectos en donde podemos destacar como marca, ya que al trabajar con empresas tan grandes nuestro nombre se esconde atrás de su marca".

¿Cómo manejan los proyectos?

"Matías y yo básicamente dirigimos la pyme. Tenemos contratados 6 trabajadores, entre los que se encuentran soldadores, ayudantes de producción y pintores. Tenemos acá un galpón en noviciado en donde realizamos los pedidos, no es tan grande pero es bien cómodo."

¿Y cómo ha sido lanzarse a emprender y estar a cargo de un equipo durante momentos tan críticos como lo fueron el estallido social, y la reciente crisis sanitaria?

"Cuando partimos, a los meses comenzó el estallido social y pensamos, ¿qué estamos haciendo? Por mi parte comencé a buscar trabajo, realicé un par de asesorías y todos me decían que nos habíamos lanzado en el peor momento.

De partida, no sabíamos que iba a suceder esta crisis social, fue un riesgo la verdad, pero por suerte en esas fechas BASH y SEGFI* ya habían realizado pedidos importantes que tenían que desarrollarse si o si; BASH nos mantuvo con un proyecto de 150 puertas de seguridad y en paralelo SEGFI* nos dio otros proyectos, como el hospital de Quellón y un par de trabajos para la Policía de Investigaciones. Pero también dio la casualidad de que durante este mismo tiempo aparecieron más proyectos, al nivel de que, hasta el día de hoy aún no podemos ordenar el galpón porque no hemos parado de trabajar, nos ha tocado incluso trabajar hasta el día sábado (en semana santa trabajamos todo el fin de semana).

Nuestra experiencia fue súper distinta a otras empresas de conocidos que también trabajan en metalmecánica, algunos tuvieron que cerrar o reducir personal, mientras que nosotros, al contrario, tuvimos que contratar más gente porque necesitábamos ayuda para llegar a los plazos acordados".

Entonces no hubo efectos negativos en el negocio...

"La verdad estamos sorprendidos, todo se fue dando... nos presentaron a BASH a través de Sherwin Williams (a quienes les compramos las pinturas), nos pidieron hacer unos prototipos que finalmente los terminaron convenciendo y apostaron por nosotros porque tenían problemas con el otro proveedor que ellos tenían para puertas, lo mismo con SEGFIS, y de a poco se fue corriendo la voz, con lo que llegaron varios clientes de forma directa a comprarnos.

Lo bueno es que no dependemos de nadie para realizar proyectos, tenemos todo a mano; Matías se encarga de todo lo Administrativo y Finanzas, yo por mi parte del área Comercial y Operaciones"

¿Y durante estos meses han tenido algún contratiempo o desafío que los haya afectado?

"Hubo una instancia en donde estuvimos super complicados porque no sabíamos qué hacer, si cerrar o no, porque una de las empresas con la que estábamos trabajando sufrió los efectos de la crisis en donde, además de tener que despedir a una parte de sus trabajadores, nos cambiaron las condiciones de pago, diciéndonos que el pago sería a 90 días, lo que nos dejó sin idea de como seguir...y fue así como llegamos a Xepelin.

Para seguir trabajando con esta empresa les propusimos que nosotros podíamos aceptar el pago a 90 días, pero siempre y cuando ellos nos permitieran acceder a financiamiento directo, porque ellos no dejaban, pero finalmente la respuesta fue positiva e incluso se comprometieron a participar de manera activa en el proceso. En ese sentido, Xepelin nos ayudó a mantenernos, porque estábamos acostumbrados a que esta empresa nos pagara en cinco días después de que les facturáramos."

¿Cómo fue la experiencia de acceder a alternativas de financiamiento?

"En un principio habíamos pensado en acudir a algún banco, pero el problema es que necesitábamos una serie de documentos y trámites, pero no nos daba el tiempo, por eso también estamos muy agradecidos con Xepelin, porque confiaron en nosotros. Gracias a esta alternativa de financiamiento comenzamos a tener más flujo, lo que nos permitió pagar sueldos, cotizaciones e impuestos al día, además de comprar materiales.

Si bien es cierto, aunque siempre te dicen que en lo posible debes evitar utilizar financiamiento externo, es difícil, sobretodo cuando eres pyme y trabajas con empresas más grandes que te pagan a más de 30 días, y a veces necesitas tener flujo inmediato, porque te abre más puertas. Por ejemplo, nosotros postulamos a una licitación en el mercado público y la ganamos, pero para eso necesitábamos 5 millones de pesos en el momento, porque donde teníamos que mandar a fabricar no aceptaban pago a 30 días o la opción de pagar con documentos. Así que gracias a que financiamos unas facturas, pudimos tener el efectivo para postular a este proyecto y finalmente ganarlo."

¿Y cómo se ve el futuro para SACER?

"Queremos ser líder en el área de seguridad. Yo no quería tirarme mucho por esta área, pero el destino nos ha acercado de a poco hasta ahí. Nuestra meta este año es comprar un terreno y fabricar nuestras instalaciones. Queremos importar control de acceso, y empezar a sacarle provecho.

Creemos que el tema de seguridad hoy en día va hacia allá. Ya no basta con colocar un pedazo de fierro atrás de la puerta, si no que hay que mejorar eso, digitalizarlo e ir alineados con la tecnología que hay ahora, por ejemplo, que con tu celular, o tu huella dactilar, puedas abrir y cerrar una ventana o puerta de forma segura. Queremos enfocarnos en eso, en innovar en seguridad".

Y para terminar, con todo el éxito que han tenido en este corto (y problemático) tiempo, ¿qué consejos podrían darle a una pyme que recién está comenzando?

"Al final ha sido un poco de sacrificio, trabajo y humildad. Yo creo que básicamente es trabajar, ser leal y transparente, por ejemplo, uno de nuestros clientes nos entrega las pinturas, y si a nosotros nos sobra la mitad de un galón de pintura lo devolvemos, si nos sobran 10 tornillos los devolvemos, entonces eso nos ha servido también para que nuestros clientes sean super fieles con nosotros, les transparentamos todo. Si necesitan ayuda los ayudamos sin esperar nada a cambio, porque sabemos que de vuelta la ganancia será mejor que si les cobramos por algo en lo que podemos ayudar sin problema.

Esa es un poco nuestra forma de trabajo, y nuestros valores como empresa y como personas, va en ser profesional, en no ser pillo, en que si vemos que algo está mal, no esperamos a que venga alguien a decirnos, lo arreglamos en el momento.

Al principio emprender es difícil, cambia todo, incluyendo el estilo de vida que uno tiene, pero el trabajo siempre trae frutos”.

Puedes encontrar más información sobre SACER aquí.

Tags

Great! You've successfully subscribed.
Great! Next, complete checkout for full access.
Welcome back! You've successfully signed in.
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.