XEPELIN -El 16 de Mayo de 2019 entró en vigencia la Ley de pronto pago, que busca regularizar el pago de los servicios otorgados a las empresas de parte de sus proveedores en plazos justos. La idea de esta ley es limitar el plazo de los pagos en 60 días durante estos primeros dos años, para luego pasar a 30 días.

Según Christopher Bosler (Gerente general de la Bolsa de productos) "Es probable que se vea un aumento en la cantidad de empresas que pidan extensiones en los plazos de pago... estas extensiones van a ser generales y no casos particulares"

Se estima además un efecto positivo en el ámbito de la libre competencia, ya que debido a los cambios en la normativa, las empresas de mayor tamaño tendrían que ajustarse a las reglas de libre competencia.

Puedes leer más sobre este tema aquí.

Si quieres que te notifiquemos sobre noticias relacionadas a este tema y más de la industria, puedes suscribirte a nuestro newsletter aquí: