XEPELIN - El gerente general de la empresa financiera Tanner, Antonio Turner, informó a los empleados de su firma que "a contar de noviembre que el ingreso mínimo será de $ 602 mil y esto se actualizará cada vez que se reajuste el sueldo mínimo". Luego el empresario y presidente de Quiñenco, Andrónico Luksic, anunció a través de Twitter que "ningún trabajador directo de Quiñenco y sus empresas ganará menos de $500 mil pesos". Y desde ahí fueron más y más empresas las que comenzaron a adherirse a esta iniciativa que tiene como fin reducir la brecha salarial que existe en el mercado laboral.

Por el lado de los emprendedores, un grupo relacionado con Sistema B, comenzó a idear lo que sería el "Desafío 10X"  iniciativa que tiene como finalidad que las empresas se comprometan a establecer una diferencia no mayor a 10 veces entre los sueldos más bajos y más altos.

"Lo mejor de esto es que no pareciera que es muy fácil lograrlo. Cuando uno lo hace, lo hace no buscando rentabilidad, pero cuando alcanzas el compromiso de los trabajadores, a las empresas les va mucho mejor. El empleado sin duda que esto lo valora un montón" comentó  el fundador de ++Zepeda, Alfredo Zepeda.

Puedes leer más sobre este tema aquí.

Si quieres que te notifiquemos sobre noticias relacionadas a este tema y más de la industria, puedes suscribirte a nuestro newsletter aquí: